martes, noviembre 07, 2006

Pues ya ves tú que cosas...

Hay veces que necesitas saber algo, algún tema no muy común del que tus amistades no suelen tener ni idea, no se… algo demasiado concreto y que no puedes preguntar a cualquiera. Puede ser por necesidad urgente (alguna enfermedad concreta y rara de algún amigo o familiar que te tiene preocupado) o por mera curiosidad (sobre algún país remoto y diminuto donde has visto en Discovery Channel que encontraron vete-tu-a-saber que piño de dinosaurio). La cuestión es que es cualquier cosa que no te puede resolver el primero que pase por la calle.

En estos casos es cuando utilizas Internet para algo que no sea de trabajo, de estudio o para hacer el ganso (98% de las ocasiones).

Dejando de lado wikipedia, entras en Google y escribes las palabras clave del asunto en cuestión.

Entre las 400.000 páginas encontradas de las cuales solo un 3 % tiene que ver en algo, por remoto que sea, sobre lo que tu estas buscando empiezas a navegar…

Tras varias páginas de Google y bastante tiempo perdido sobre el tema en cuestión te das cuenta que por extraña e inverosímil que fuera tu búsqueda la mayoría de páginas que has visitado son de particulares… y te preguntas… “¡coño!, si que hay gente que tiene el mismo problema que yo!”, hombre, ten en cuenta que en la Tierra somos muchos… y a poca gente que le pase lo mismo ya suman, ya…

Pero también te pasa por la mente… “vale que yo tenga esta duda pero a quien cojones se le ocurre hacer una web entera sobre eso?”.
Hay que reconocer que a esas personas les agradeces eternamente que te hayan resuelto el problema, y hablo en serio, si no hubiera nadie que hablara de tu duda te quedabas con ella, ¿no? Pero aun así… ¿hacer una web a posta? No se… Siguiendo con los ejemplos de arriba, si eres un médico especializado (primer caso) o es la web del gobierno o de cualquier empresa de ese país recóndito (segundo caso) pues bueno, normal… ¿pero una persona porque sí?

De los diferentes casos que hay por ahí, uno bastante común es hacer una página web de tu mascota o_0 y explicar todo aquello que tu mascota hace, o necesita. Es curioso porque la mascota en cuestión, por desgracia, nunca va a reconocer el trabajo y la dedicatoria en la red de redes que le has dedicao, estaría muy orgullosa y fijo que te daba 4 besos pero… por mucho que o intentes no se va a enterar de ello. Pero que gracias a ésta(s) persona(s) tu, si te compras esa raza en concreto encontrarás ahí todo lo que necesitas saber para que tu mascota sí te agradezca el trato que le das.

Pues todo esto viene porque yo conozco a una de esas personas que ayudarán a más de uno, y a más de 2 y a través de la cual esa persona con esas dudas se hará un profesional del tema.

Esta chica, que resolverá todo lo que le preguntes al respecto, no solo tiene web, sino que en ella hay un libro de visitas (of course) y un foro (faltaría plus) pero es que además ha comprado el dominio .es sobre el tema (imagino que porque el .com ya estaba pillao… sí, lo he comprobado).

Así que ya sabes, si tienes un Bichón Maltes (que es una raza de perro pa’l que no lo sepa) no dudes en entrar en www.elbichonmaltes.es


Este artículo se lo dedico con cariño a Jenny, la webmaster de www.elbichonmaltes.es.

Besos Jenny, y a ver si me enseñas un día de estos a la parejita de tu perrito, que ya hace tiempo me enteré que tenías los dos. Espero que con este artículo entre más gente en tu página web. Si necesitas algo para tu nueva web no dudes en decirmelo.