martes, abril 08, 2008

¿Ordenadores baratos u ordenadores potentes?

Con este título empieza un comentario puesto en kriptópolis, blog por el que me dejo caer a menudo, y que me ha parecido más que interesante. Aquí va:

Un moderno microprocesador es extremadamente poderoso, tanto que puede manejar 4 usuarios con facilidad. En el futuro, con 4, 8 y 16 núcleos tendremos un poder inmenso que podría manejar, si se quisiera, muchos más usuarios.

Sin embargo, esta vía no conviene a los fabricantes de computadores. No es conveniente para ellos tener un computador tan poderoso conectado a 4 usuarios (con 4 tarjetas de video, 4 teclados y 4 ratones), ya que el costo del computador se dividiría aproximadamente entre 4, y ellos prefieren vender un computador por persona.

Microsoft hace sistemas operativos y sus programas cada vez más pesados, que necesitan cada vez más recursos del sistema. Así todos son felices. Microsoft vende sus sistemas operativos, sus Office, etc, y, como los computadores en un momento determinado no los corren bien, la gente migra más rápidamente a procesadores más rápidos para correr estos programas. Así viene pasando desde Windows 95.

El problema, y el fracaso de Vista, es que ahora las cosas son un poco diferentes...

Por un lado, Vista exageró demasiado en cuanto a los recursos que necesita, no pudiendo correr sino solo en los procesadores más avanzados, impidiendo de esta manera las actualizaciones de XP a Vista. Era necesario comprar una máquina nueva y costosa. Por otro lado, XP sigue siendo suficientemente bueno y no justifica comprarse un nuevo computador para poder disfrutar de Vista.

Por otro lado, dado el enorme poder de los microprocesadores de hoy, pueden aparecer computadores muy baratos (de menos de $300) y no tan potentes, pero que pueden hacer todo el trabajo cotidiano de oficina (procesador de palabras, hojas de cálculo, presentación gráfica, etc), además de navegar por Internet, correo, mensajería instantánea, etc.

Estos computadores baratos pueden trabajar bien con un sistema operativo no tan pesado como Vista. Funcionan bien con XP o Linux. Y aquí es donde está el problema de Microsoft y la industria en general.

Los computadores pobres de hoy en día pueden hacer el 99% del trabajo cotidiano de oficina y del hogar. ¿Para qué comprarse lo último?. En la mayoría de los casos no se justifica.

Entonces tenemos dos extremos. Por un lado, un computador muy sencillito pero que puede ejecutar el 99% de las cosas, y por el otro, uno muy poderoso (necesario para alimentar a Windows Vista).

Microsoft se ve forzado a prolongar el XP porque de no hacerlo pierde el mercado de los computadores más sencillos, mercado que crecerá mucho en los próximos años.

No hay aplicaciones que usen tanto poder proveniente de los microprocesadores de hoy. Solo Windows Vista, los juegos y el procesamiento y edición de video, pero en pocos años, todo procesador, hasta el más pobre será capaz de manejar estas cosas. Así que el extremo de computadores muy poderosos, para uso personal tenderá a morir, quedando sólo los computadores económicos de menos de $200. Nadie necesitará un procesador de 16 núcleos, porque no habrá aplicaciones que necesiten tanto poder (para uso personal).

Este inmenso poder de los procesadores del futuro sólo lo usarán los que quieran correr aplicaciones como pronóstico del clima y otras similares, pero nunca una persona en su procesador de palabras, hoja de cálculo o incluso editando video.

Una alternativa para el uso de tanto poder, que es válida incluso hoy en día (en donde un procesador con 2 núcleos de 2 Ghz es mucho más de lo que se necesita en tareas cotidianas) sería que el computador tuviera 2 ó 4 salidas de video, y sus teclados y ratones respectivos. Así un computador manejaría 4 usuarios simultáneamente.

Un computador Core Duo está el 99% del tiempo sin uso, así que con los 4 usuarios estaría de una manera muy similar, y los 4 sentirían todo el poder para cada uno de ellos como si los demás no existieran (salvo en algún que otro momento en donde habría pequeños cuellos de botella).

Si se configura Linux para manejar estos 4 usuarios simultáneamente en un computador, sería el final de Windows, porque con sólo añadirle unas cuantas tarjetas de video (con sus respectivos controladores de teclado y ratón) se abaratarían los costos del computador para las empresas, escuelas, etc: 1 computador $400 + 4 tarjetas de video sencillas $25 c/u dan un total de $500, dividido entre cuatro personas, sale a $125 por "terminal".

Microsoft no podría competir con esto. Primero su Windows Vista está hecho para consumir muchos recursos (y producir una obsolescencia planificada de todos los computadores), no sirve para computadores económicos. Por otro lado, a Microsoft no le interesaría vender una sola licencia de XP, por ejemplo, para que 4 usuarios manejen sus "terminales", sino más bien una licencia por cada terminal. Sin embargo, Linux, que es liviano, y puede manejar estos 4 usuarios no tiene ningún problema, y con computadores tan baratos como $125 por persona, no tiene competencia en empresas, escuelas, cybercafés, etc.

Así, que al final no hay dos, sino tres extremos:

1. Computadores caros para poder correr Vista (Vía de la obsolescencia planificada).

2. Computadores económicos de uso personal (XP y Linux).

3. Computadores económicos que, aprovechando el enorme poder de los CPU, manejen varios usuarios simultáneamente bajando significativamente los costos (Linux).

La última alternativa ya existió. Cuando salieron los Mainframes, éstos eran tan costosos y se desperdiciaba tanto su capacidad que a alguien se le ocurrió conectarle muchos terminales para aprovecharlos al máximo. Se inventó el tiempo compartido. Ahora, con procesadores cada vez más poderosos estamos perdiendo el 99% de su poder, el cual descansa sin hacer nada, simplemente esperando que el usuario haga algo. Al colocar varios usuarios en un mismo microprocesador aprovechamos ese poder inutilizado y abaratamos significativamente los costos.

Para la última alternativa estamos a pocos pasos. No sé las modificaciones que se necesitan hacer a Linux. No veo fabricantes que hagan estas tarjetas de video con controladores USB o PS/2 para teclados y ratones. Pero una vez resuelto estos dos problemas, pudiera comenzar el reino de Linux en del computador de escritorio.


Si bien es muy interesante lo que se dice aquí, tambien es verdad lo que ha contestado otro asiduo a este mencionado blog, poniendo como ejemplo Ubuntu (probablemente la distribución GNU/Linux más utilizada hoy) y alegando que Ubuntu, sin ir más lejos, no es posible (o al menos es más que inviable) instalarla en un Pentium III con 128 Mb de RAM.

Y mucho más cierto es el comentario de otro visitante que directamente dijo: Bien, seguimos haciendo profecías sobre ordenadores, pero lo que hoy es suficiente, mañana no lo será. La historia de los ordenadores lo demuestra.
Una verdad como un templo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal